Área personal

Mujeres en la aristocracia

Siguiendo nuestra línea de investigación cuyo principal objetivo es visualizar a mujeres relacionadas con Villena, hemos intentado destacar a algunas de las mujeres pertenecientes a un periodo histórico muy importante, como fue el Marquesado, del que conocemos a sus señores ilustres pero muy poco a las señoras. El siguiente recorrido histórico enumera a las más destacadas.
Constanza de Aragón: el triste destino de una mujer medieval.

Fue heredera del tercer Señor de Villena, Don Fernando Manuel. Este murió siendo ella muy pequeña y quedó bajo la tutela de D. Iñigo López de Orozco. Ella recibió el debido homenaje por parte de los procuradores de Villena en el castillo de Garci Muñoz, el 25 de julio de 1351, homenajeando al tutor, quien prometió guardar todos los privilegios y buenos usos de Villena como lo hicieron Don Juan y Don Fernando anteriormente.

            Doña Blanca no llegó a ejercer sus derechos como tal, porque al subir al trono Pedro I “El Cruel”, permaneció secuestrada en Sevilla hasta su óbito, acaecido en 1360. La intención del Rey era poder recuperar las tierras arrebatadas a Castilla por Jaime II. A la muerte de Doña Blanca, debía heredar el señorío, Doña Juana Manuel, hermana de Don Fernando y último representante del linaje masculino, pero Pedro anexionó estas tierras a su corona, temiendo que su hermanastro Enrique reivindicara las tierras de su mujer (Soler, 2009).

Era nieta del infante Don Manuel y biznieta de Fernando III “El Santo”. Su marido Enrique II, fue rey Castilla, que entregó el señorío a un favorito de su corte llamado Alfonso de Aragón, para asegurárselo a su servicio. Pero hay que resaltar que, aunque se las cediera, el derecho sobre ellas perseveraba en Doña Juana, como queda constancia en una compra que quiso hacer el nuevo dueño y que tuvo que confirmar Doña Juana diciendo: … como reina y señora, y así como heredera de los bienes de Don Juan mi padre (que Dios perdone), suyos fueron los dichos lugares que vos compraste, de mi cierta sabiduría y de mi propia voluntad consiento en la compra…(Soler, 2009). Tuvo un hijo que después reinó como Juan I y dos hijas llamadas Leonor y Juana. A la muerte de Enrique II, la corona pasó a mano de su hijo Juan I. Ella murió en 1381 y está enterrada en la Capilla de los Reyes Nuevos de la Iglesia de Santa María de Toledo.
Era nieta del infante Don Manuel y biznieta de Fernando III “El Santo”. Su marido Enrique II, fue rey Castilla, que entregó el señorío a un favorito de su corte llamado Alfonso de Aragón, para asegurárselo a su servicio. Pero hay que resaltar que, aunque se las cediera, el derecho sobre ellas perseveraba en Doña Juana, como queda constancia en una compra que quiso hacer el nuevo dueño y que tuvo que confirmar Doña Juana diciendo: … como reina y señora, y así como heredera de los bienes de Don Juan mi padre (que Dios perdone), suyos fueron los dichos lugares que vos compraste, de mi cierta sabiduría y de mi propia voluntad consiento en la compra…(Soler, 2009). Tuvo un hijo que después reinó como Juan I y dos hijas llamadas Leonor y Juana. A la muerte de Enrique II, la corona pasó a mano de su hijo Juan I. Ella murió en 1381 y está enterrada en la Capilla de los Reyes Nuevos de la Iglesia de Santa María de Toledo.

Nació seguramente en Valencia en 1430. Hemos creído conveniente dejar constancia de ella, dada la relación que tiene su propio nombre con la ciudad de Villena.

Su nombre era Elionor Manuel de Villena y su niñez y adolescencia no debieron ser muy agradables dada su condición de hija ilegítima del Marqués de Villena Enrique de Villena Aragón y Castilla y señor de Iniesta. Tuvo que soportar los prejuicios y recelos de su bastardía. Huérfana de padre antes de los cuatro años y de madre, según se cree, su tía, la reina María de Castilla, mujer de Alfonso V el Magnánimo la educó en el palacio real de Valencia, dentro de la cultura valenciana. A los 16 años entró en el convento del Real Monasterio de la Santísima Trinidad de Valencia y un año después profesó (el día 25 de marzo de 1446) cambiando su nombre por el de Isabel de Villena. A los 33 años, en 1462, fue elegida abadesa perpetua. Este Monasterio durante la mitad del s. XV y comienzos del XVI, vivió una etapa de gran brillantez convirtiéndose en un foco cultural y religioso y un referente social importantísimo para la ciudad de Valencia. Aumentó el patrimonio del Convento, hizo reformas en la iglesia y el convento y formó una buena biblioteca. Murió en 1490 a los 60 años. Fue una gran escritora, humanista y teóloga del Siglo de Oro Valenciano en la Edad Media. A ella acudían a consultarle los problemas más difíciles y solicitar su ayuda y oraciones muchas personas. Su gran obra fue “La Vita Christi”, escrita en valenciano, con estilo elegante y gran expresividad de lenguaje, abarca la historia completa de Jesucristo vista a través de la Virgen María. Escoge de los evangelios los pasajes en los que las mujeres directa o indirectamente figuran como coprotagonistas: de María Magdalena no acepta la mala fama que se le atribuye, la samaritana, Santa Ana, la cananea, la viuda y hasta la adúltera perdonada, … son exponentes de la devoción y la generosidad de las mujeres frente a la arrogancia masculina. Crea personificaciones femeninas como la Pureza, la Humildad y la Contemplación que humanizan los relatos. Joan Fuster en “Misoginsi enamorats” escribe que Sor Isabel de Villena estaba decidida a fer del seu llibre una exaltació a penes velada del seu sexe i que el seu propôsit es ben nitid: vol presentar les dones en una vinculació directa i excepcional amb el mateix Redemptor. Así frente a la vieja tradición que definía a la mujer bajo los aspectos más negativos Isabel opone una visión cristiana de la dignidad femenina demostrando con el evangelio en la mano como Cristo havia elegit les coses flaques del món, ço es les dones, per posar en elles el seu amor, a gran confusió del cavallers mundanals.

Continuando con estas mujeres de la nobleza en épocas posteriores encontramos a:
Luisa de Mergelina, Leonor Estevan y su hija Juana Martínez Estevan.
Fundadoras en 1515 del convento de monjas calzadas de la Santísima Trinidad de Villena. Doña Leonor era viuda de Pedro Corral. El convento estaba en la calle Trinidad frente al Centro de Salud actual, y en el lugar dónde actualmente hay un aparcamiento, y anteriormente el Cine Imperial. Este convento fue destruido totalmente en la guerra civil y al regresar las monjas después de la guerra se ubicaron en la casa contigua a la iglesia de las Trinitarias, que hace unos años también reconstruyeron y la Comunidad pasó a un edificio nuevo detrás de la Iglesia y junto a su huerto (Castañeda, 1919).
En el periódico local «El Jueves» n.° 10 Extraordinario. 1899, con el título Hijos célebres nombra a personas de Villena que han “florecido” en tiempos pasados, figurando esta mujer como fundadora del Cabildo de Santa María, donde está enterrada. Se dice que salió de esta vida en 1551.
Pertenecían a las familias con más posibles de Villena y se las conocía por su gran generosidad cuando alguien necesitaba algo.
El colegio de la Encarnación de Villena fue fundado en 1890 y  toma el nombre de su fundadora M. Encarnación Mergelina y Cervera que donó una antigua y amplia casa en el centro de Villena, en la calle Ramón y Cajal, junto a la iglesia de Santiago, para poner una institución educativa bajo el régimen de las H.H. Carmelitas de Santa Joaquina de Vedruna, para que siguieran los principio de la educación cristiana. El 12 de diciembre de 1889 llegaron a Villena 5 hermanas, que tuvieron un excelente recibimiento, para comenzar su tarea educativa acogiendo a niñas tanto internas como externas.
Mujer aristócrata de Villena, hija de grandes propietarios de los que heredó una magnífica fortuna, como se desprende de las incautaciones que se hicieron en Villena en la guerra civil. Era soltera, murió sin herederos forzosos y quiso ceder generosamente gran parte de su patrimonio a la Fundación creada después de su muerte. Donó la finca situada en la calle Corredera 11 y la casa contigua de la calle Doña Isabel 18, (Las Paulas)  con el fin de ser habilitada para proporcionar educación e instrucción gratuita a niñas pobres, del término Municipal de Villena, teniendo preferencia para ingresar como alumnas, las más pobres. Las encargadas de la enseñanza habrían de ser las Religiosas Hermanas Carmelitas de la Caridad, pero al no llegar a un acuerdo con la fundación pasaron a regentarla Las Hijas de la Caridad de S. Vicente de Paul. Doña Dolores murió a los 83 años, el 15 de septiembre de 1940 y habrá que esperar al documento fechado el 13 de mayo de 1943 para la concesión de la clasificación oficial como fundación particular de carácter benéfico-docente con el nombre de “Colegio Nuestra Señora de los Dolores”. Se consideró entre otros que, … se trata de un conjunto de bienes y derechos destinados a la enseñanza y educación gratuita; formando capital con rentas bastantes, para el levantamiento de cargas sin necesidad de auxilio forzoso por parte de nadie, … Dejó además fincas rurales y urbanas, joyas, muebles, cuadros, ropas de casa, valores de Deuda Perpetua, acciones… Hizo también donación de sus casas en Valencia y Villena a instituciones religiosas.

Contrajo matrimonio con Rafael Aynat Cifre y donaron su casa palacio en la plaza de las Malvas para convertirla en el “Asilo de Ancianos Desamparados de Villena” sustentado con los beneficios entregados anualmente de las cosechas recolectadas en las fincas de su propiedad (Marco, 1997).      El escudo que arma la fachada de esta finca es el mismo que había en la finca de Las Fuentes, situada en la parte norte de la ciudad y de la que hoy no queda rastro. Otro inmueble de la familia es la casa que está en la plaza de Santiago y actual sede de la Junta Central de fiestas y del Museo de las Fiestas.

            Otras mujeres Mergelina que hemos encontrado son: M. Josefa Selva Mergelina (1790- ) M. Josefa Mergelina Ortega (1810-1888), M. de los Dolores Mergelina  Ortega (1813- ), M. Virtudes Mergelina Selva (1816- 1883), Trinidad Mergelina Cervera (1818- ) M. Trinidad Mergelina Llorens (1851-1924), Concepción Cervera Mergelina, M. Teresa Cervera Mergelina, M. Virtudes Mergelina Ortega ( – 1947) Virtudes Selva Mergelina (1854- ).

Esta familia Mergelina, aristócratas y terratenientes desde la Edad Media, fue de las más importantes de Villena pero al ser su descendencia mayoritariamente femenina desapareció de nuestra ciudad, aunque existen otras ramas del linaje en Murcia, Valencia y Andalucía. En antiguas casas nobles de Villena se conserva la heráldica de la familia Mergelia unida a otras como Muñoz, Orellana, Selva.